Cómo visitar Bryce Canyon

Cómo visitar el Parque Nacional de Bryce Canyon

El Parque Nacional Bryce Canyon es uno de los más sorprendentes del oeste americano. Y es que tiene un paisaje muy particular: sus famosos hoodoos (chimeneas) se concentran por miles en una superfície de 145 km² y dotan a este parque de uno de los paisajes más fascinantes y cautivadores que se pueden ver en el mundo.

Así que, si por algún momento se te ha cruzado por la mente la pregunta de si vale la pena visitar Bryce Canyon, la respuesta es un sí rotundo. Además, es un parque que puede visitarse en un día, así que no tienes excusa. Te explico cómo lo visité yo en una jornada que puedes replicar de manera exacta en tu viaje por la costa oeste.

Senderismo: Navajo Loop, Peekaboo Loop y Queen’s Garden

La mejor manera de conocer Bryce Canyon es caminando, pues es la única manera de acercarte a los hoodoos. Al hacerlo podrás apreciar formas y colores surrealistas, que son los que conforman este paisaje tan particular.

El parque tiene varios senderos, pero el más popular es el conocido como Navajo Loop. Es un sendero de 2.2 kilómetros bastante fácil y accesible para todo tipo de personas, ya que no tiene grandes desniveles ni complicaciones. Aún así, ya sirve para poder bajar parte del cañón y acercarse a los hoodoos.

Dos excursionistas en el sendero Peekaboo Loop de Bryce Canyon
La ruta en forma de 8 entre Queen’s Garden, Navajo Loop y Peekaboo Loop es la mejor del parque

Lo genial es que este sendero se puede combinar con el Peekaboo Loop y el sendero de Queen’s Garden, en una ruta que dibuja un 8 partiendo y acabando en Sunset Point o Sunrise Point. Esta ruta tiene una distancia total de 10.3 km y una duración de unas 5 horas, por lo que es evidente que es más exigente en lo físico que hacer exclusivamente el Navajo Loop. Sin embargo, vale la pena hacerla para tener una visión mucho más global del parque, además de poder caminar por tramos del sendero mucho más solitarios.

Ruta por la Carretera Escénica

Si has empezado el trekking temprano -cosa que recomiendo hacer- terminarás la ruta a la hora de comer. Después de recargar energías puedes dedicar la tarde a recorrer en coche la carretera escénica del parque, que se extiende por 29 kilómetros (18 millas) desde el centro de visitantes hasta el Rainbow Point.

Esta ruta es interesante porque tiene hasta 13 miradores con vistas muy variadas al anfiteatro natural de Bryce Canyon y sus alrededores. Los más interesantes, bajo mi punto de vista, son Sunrise Point y Sunset Point (estos muy cerca del centro de visitantes) Natural Bridge y Ponderosa Canyon. En cualquier caso, da tiempo de sobras a detenerse en todos.

Foto del Natural Birdge, en Bryce Canyon
El Natural Bridge Point es uno de los miradores más interesantes en la carretera escénica de Bryce Canyon

Fotografiando el Atardecer

El broche de oro de mi visita a Bryce Canyon fue capturar el atardecer desde uno de sus famosos miradores. Sunset Point, como su propio nombre indica, suele ser el más concurrido para ello y es el que yo escogí, ya que ofrece una vista privilegiada del sol descendiendo entre los hoodoos tostados por el sol durante todo el día.

Si encuentras que Sunset Point está muy concurrido, otro buen mirador para el atardecer es el de Bryce Point, al que puedes llegar en coche en un pequeño desvío desde la carretera escénica, y que también puede ser punto de inicio o final del trekking por el loop que te he comentado antes.

Atardecer en Sunset Point, Bryce Canyon
Sunset Point es el lugar más popular donde fotografiar el atardecer en Bryce Canyon

Planificación del viaje a Bryce Canyon y consejos prácticos

Dónde está y cómo llegar

Bryce Canyon está ubicado en Utah, Estados Unidos. Está cerca del Parque Nacional de Zion, así que puedes visitar perfectamente ambos parques en distintos días haciendo base en ciudades como St. George, Kanab, Hatch o Cedar City. También queda cerca del Gran Cañón del Colorado.

Las ciudades con aeropuertos más cercanas son Las Vegas y Salt Lake City, ambas a unas 4 horas en coche.

Si vienes desde Las Vegas o St. George te recomiendo encarecidamente que vayas por la carretera 14, que parte de Cedar City y atraviesa la reserva forestal de Dixie y Cedar Canyon. No lo supe en ese momento, pero esta ruta está considerada una de las carreteras escénicas más bonitas de Estados Unidos, y puedo dar fe de ello: es una de las rutas en coche más bonitas que he hecho en mi vida, con un paisaje de postal entre medio de un bosque de ensueño. Échale un ojo al vídeo que te pongo a continuación y dime si merece o no la pena tomar esta carretera para llegar a Bryce Canyon.

Cómo moverse dentro del parque

  • A pie: Caminar es una de las mejores maneras de explorar Bryce Canyon. El parque cuenta con una red de senderos bien mantenidos que te adentran por la maraña de hoodoos por el interior del parque (como el loop entre Navajo, Queen’s Garden Peekaboo) o con una vista panorámica por encima del cañón, siguiendo el sendero Rim Trail.
  • Autobús de Parque: Durante la temporada alta, el parque ofrece un servicio Shuttle que va desde el primer parking del parque y hasta Bryce Point. Es una buena opción si haces el trekking partiendo de Sunrise Point y acabando en Bryce Point y no quieres volver caminando al punto de partida.
  • Bicicleta: Si prefieres una opción más activa, puedes optar por andar en bicicleta. El parque tiene varias áreas designadas para andar en bicicleta, incluidas algunas de las carreteras y senderos.
  • En coche: A diferencia de otros parques nacionales de EEUU, en Bryce Canyon está abierto el acceso en coche por todas las carreteras del parque, todo el año. Sin embargo, ten en cuenta que en temporada alta los parkings se llenan muy temprano, así que te tocará madrugar si quieres encontrar sitio, sobre todo en los miradores Sunset Point y Sunrise Point, los más cercanos al centro de visitantes

Aquí tienes el mapa de las principales rutas del parque.

Mejor época para visitarlo

El momento ideal para visitar Bryce Canyon es la primavera (abril a junio) y el otoño (septiembre a noviembre), no solo por el clima sino también por la menor afluencia de visitantes. Durante estos meses, las temperaturas son más moderadas y los senderos menos concurridos.

No hay que descartar el invierno, pues aunque las temperaturas pueden ser bajas, el paisaje nevado de Bryce Canyon adquiere una belleza aún más especial y única. Si tienes suerte, aún a principios de primavera puedes encontrártelo nevado.

Como siempre, el peor momento es la temporada alta, en los meses de verano; más que nada porque encontrarás el parque a reventar de gente. Las altas temperaturas también son un buen motivo para visitarlo en otro momento, si bien hay que decir que Bryce Canyon goza de un microclima que lo hace uno de los sitios más frescos y húmedos de Utah (los hoodoos son testigos de ello por sus formas, causadas por la erosión del agua y la nieve).

Paisaje de Bryce Canyon nevado en invierno
En invierno y nevado, Bryce Canyon es aún más espectacular si cabe

Dónde alojarse cerca de Bryce Canyon

Dentro de Bryce Canyon el único alojamiento que hay es el Bryce Canyon Lodge, un edificio histórico y muy pintoresco en el que resulta carísimo alojarse y que además hay que reservar con mucha antelación.

Las opciones más sensatas y no muy lejos de Bryce Canyon son las ciudades de Hatch, Panguitch, Bryce Canyon City o Tropic. St. George, Kanab o Cedar City son ciudades algo más alejadas, pero en las que tienes aún más oferta de alojamiento.

El parque también cuenta con zonas acampada; el North Campground está abierto todo el año pero se tiene que reservar entre el 19 de mayo y el 7 de octubre, mientras que el Sunset Campground solo abre del 15 de abril al 31 de octubre y no requiere reserva. Tienes más información en la web oficial del parque.

Total
1
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *